Los misterios del volcán Kelimutu

Ya sabéis que siempre os animamos a que colaboréis con el blog enviando sugerencias o preguntas. Nuestra lectora Sara ha ido más allá y nos ha mandado un interesante artículo sobre un paraje natural precioso: los lagos del volcán Kelimutu. Muchísimas gracias, Sara.

El volcán Kelimutu está situado en la isla de Indonesia de Flores. En su cima hay tres lagos de colores llamativos. El lago de los Ancianos presenta un color azul tan oscuro que en el amanecer lo podríamos ver de un color casi negro. Los otros lagos son el de los Hombres y las Mujeres Jóvenes, que presenta en la actualidad un precioso color azul turquesa, y el más pequeño de todos, el lago Encantado, que es de color café con leche.

File:Kelimutu 2008-08-08.jpg - Wikipedia, the free encyclopedia

File:Kelimutu 2008-08-08.jpg - Wikipedia, the free encyclopedia

Es interesante saber que los lagos, además, han cambiado su color a lo largo del tiempo. El de los Ancianos era de un color azul verdoso que se ha ido oscureciendo. El lago Encantado ha pasado de tener un color rojizo al marrón café con leche que antes comentaba. Sólo el lago de los Hombres y Mujeres Jóvenes ha mantenido un color más o menos constante durante las últimas décadas.

Pero, ¿por qué cambian de color? Continuar leyendo «Los misterios del volcán Kelimutu»

XIV. Transferencia de conocimiento

Los retos tecnológicos de los físicos estimulan a los científicos e ingenieros. Los aparatos desarrollados para estas investigaciones básicas encuentran otras aplicaciones y algunos permiten por ejemplo explorar el interior de los volcanes, el cuerpo humano, la corteza terrestre, monitorizar la atmósfera y los océanos…

Para detectar las señales inducidas por los hipotéticos WIMPs, partículas masivas postuladas como posibles constituyentes de la materia oscura, algunos experimentos alojados en laboratorios subterráneos utilizan detectores que trabajan a temperaturas cercanas al cero absoluto y sensibles a variaciones de temperatura de millonésimas de grado. Los laboratorios subterráneos ofrecen también el entorno ideal para medidas de bajas contaminaciones y otras aplicaciones.  Por otro lado, los detectores de rayos cósmicos pueden utilizarse para inspeccionar el interior de volcanes o pirámides, como observatorios oceánicos para estudiar los fondos abisales.

Imagen: El volcán Sarychev en erupción (NASA).