¿Cómo se obtiene el aluminio?

Latas De Bebida De Aluminio De Color Amontonadas Fotos, Retratos, Im?nes Y Fotograf?De Archivo Libres De Derecho. Image 859391.

Hoy en día el aluminio es un metal abundante, omnipresente: medios de transporte, ordenadores, mobiliario, ventanas, recipientes… Y no hay que rebuscar tanto, ¿quién no envuelve sus bocadillos en papel de aluminio? Pero hace unos 150 años era un metal precioso, era más caro que el oro y la plata. Usarlo era sinónimo de lujo. La cúspide del monumento a Washington (el obelisco en Washington D.C.) se construyó en aluminio como los egipcios construyeron las cúspides de sus pirámides en oro. Se convirtió en un metal común gracias al proceso Hall-Héroult, que permite obtenerlo de forma pura a partir de la alúmina (obtenida a su vez de la bauxita) y la criolita, minerales de aluminio.

Quizás todas estas palabras os suenen debido a la reciente catástrofe ocurrida en Hungría en una fábrica donde obtenían aluminio. En este artículo os explicamos el proceso de obtención y podréis entender mejor por qué la «marea tóxica» tenía ese color rojizo y era tan peligrosa.

Continuar leyendo «¿Cómo se obtiene el aluminio?»

¿Qué hay en nuestras células? (II)

En la primera entrega de ¿Qué hay en nuestras células? dejamos algunos cabos sueltos. ¿Dónde se guarda la información genética? ¿Dónde se produce toda la energía que necesita una célula para vivir? La respuesta llega en este segundo artículo en el que abordamos el núcleo de la célula, las mitocondrias y la molécula de ATP.

  • El núcleo: es quizás la parte más segura y protegida de la célula. Sólo se puede entrar a través de unos pequeños poros y  acompañado de unas proteínas especiales (importinas y exportinas). Todo para tener a buen recaudo el preciado DNA. Como sabréis, el DNA (una cadena de unos 3.000 millones de pares de «letras») guarda toda nuestra información genética. Las instrucciones sobre cómo somos, cómo tienen que sintetizarse las proteínas, cómo debe vivir la célula, cómo y cuándo debe reproducirse… Incluso tiene instrucciones sobre la llamada «apoptosis» o muerte celular programada. Si algo marcha mal en la célula, el DNA inicia la autodestrucción. Por eso, la membrana que rodea el núcleo es muy difícilmente accesible.
  • Las mitocondrias: son la central energética de la célula. Producen una serie de reacciones químicas y electroquímicas complejas que en resumen, obtienen la energía de quemar glucosa con oxígeno. Luego, toda la energía producida se almacena (en forma de una molécula llamada ATP) y se reparte allá donde hace falta. También están protegidas por una membrana propia para evitar que se cuelen en su interior sustancias que pudieran dificultar su tarea.

    mitocondrias
    Mitocondrias (ampliadas 35.000 veces)
  • El ATP: la moneda de energía. Las mitocondrias fabrican la moneda y el resto de la célula la utiliza en los procesos costosos. La energía se almacena en forma de unos enlaces químicos llamados anhídridos fosfóricos. Cuando se necesita la energía, basta con romperlos para liberarla y poder aprovecharla.

En las células hay muchas más cosas, pero explicarlas todas requiere libros y libros de Biología Celular. Estad atentos porque quizás dentro de un tiempo volvamos a hablar de lo que pasa dentro de esas microscópicas piezas de las que estamos hechos.

Si os han gustado estos dos artículos, no dudéis en comentarlos en el blog, Facebook, Twitter… lo que más os guste.

Nota: los artículos hablan de lo que hay en las células humanas y animales. En otro tipo de células la organización básica es la misma pero los tipos de orgánulos pueden variar: muchos microorganismos no tienen núcleo, por ejemplo.

¿Qué hay en nuestras células? (Parte I)
¿Qué hay en nuestras células? (Parte II)

Sin oxígeno en las islas griegas

Tres especies animales anaerobias han sido descubiertas en una cuenca marina cercana a Creta (Grecia) a 3’5 km de profundidad, en un entorno carente de oxígeno y con altas concentraciones de sulfuro de hidrógeno.

Los animales, pluricelulares, se asemenjan a pequeñas medusas con una coraza externa y pertenecen al filo de los loricíferos (del griego, «que llevan cota»). Constan de boca, sistema digestivo, cabeza y la ya mencionada coraza. Además, ponen huevos.

El dato importante de este descubrimiento es que hasta ahora sólo se conocían casos de respiración anaerobia estricta en bacterias (esto es, que sólo pueden sobrevivir en ambientes libres de oxígeno y mueren en presencia de éste). Se habían encontrado previamente animales en hábitats similares, pero eran individuos que podían vivir sin respirar largos periodos de tiempo. Estos, por el contario, son los primeros pluricelulares que pasan toda la vida sin oxígeno.

La respiración celular aeróbica en un proceso metabólico en el que se queman azúcares con oxígeno para obtener energía. En la respiración anaeróbica no hace falta oxígeno (de hecho el oxígeno envenena a las especies anaerobias y las mata), sino que se utilizan otros tipos de moléculas inorgánicas en su lugar (sulfuros, en este caso).

El hallazgo tiene bastante interés evolutivo. El hábitat carente de oxígeno de estos animales es muy parecido al que había en los océanos antes de la explosión cámbrica, cuando aparecieron los principales grupos de seres vivos pluricelulares. Debido a esto se amplía todavía más el intervalo de lo que es «posiblemente habitable» y se abren nuevas vías para la búsqueda de vida extraterrestre.

Una de las principales dudas que surgen a raíz de este descubrimiento es si estos animales eran inicialmente aerobios y obtuvieron la capacidad de vivir sin oxígeno, o si existieron ya hace millones de años, cuando aún no había oxígeno, como anaerobios y posteriormente se han adaptado a las condiciones oxidantes actuales.

Fuente: BioMed