Radicales libres

El fin de semana pasado, estuve de visita en Vitoria y, paseando por una librería no pude evitar comprar un par de libros que me parecieron curiosos simplemente viendo su portada. Uno de ellos fue «Radicales libres: la anarquía secreta de la Ciencia», de Michael Brooks. Hace unos meses hablamos de otro libro de este autor, «13 cosas que no tienen sentido».

La portada del susodicho
La portada del susodicho

El libro en sí me ha parecido algo desorganizado y anárquico, quizás el autor quisiera hacer honor a su nombre. Las anécdotas se entremezclan sin conexión aparente. No obstante, generalmente estas incongruencias suelen estar bien enmendadas en las últimas páginas de cada capítulo con un breve resumen del mismo.

Dejando a un lado esto, es un tomo divulgativo y entretenido que nos muestra una cara de la Ciencia que tal vez sea desconocida para muchos. Esa que hace que los científicos se pisoteen unos a otros con tal de publicar los primeros sus hallazgos, que se ridiculicen en congresos porque son incapaces de ver sus errores aunque se los demuestren ante sus ojos o que tomen LSD para tener ideas más innovadoras. Y no se habla de científicos poco conocidos. Se habla de Albert Einstein, de Francis Crick o Irving Langmuir.

En general, el libro sorprende, porque cuenta cosas que no estamos acostumbrados a oír sobre héroes que sentaron los pilares de la Ciencia. Pero en muchos casos, ese espíritu anárquico reinante del que habla Brooks da pie a descubrimientos interesantísimos. Y hay muchísimos ejemplos: los estudios de óptica de Newton, que se introdujo agujas entre el ojo y el hueso para ver qué pasaba; la fecundación in vitro, que se realizó por primera vez sin supervisión de comité de ética alguno y sin apoyo del hospital donde trabajaban los investigadores; o el descubrimiento de la bacteria Helicobacter pylori, durante el que Barry Marshall se bebió un cultivo de Helicobacter para probar que causaba los problemas que él y su colega Robin Warren habían estudiado.

Pese a las pegas que ya hemos comentado, creo que es un libro interesante y entretenido. No lleva más de una semana (o un fin de semana tranquilo) leerlo entero. En Amazon cuesta 18,90€ y tienen una versión más barata (13,29€) para Kindle. Si no os importa leerlo en inglés, podéis conseguirlo en la misma web por menos de 10€, impreso o en versión Kindle.

 

13 cosas que no tienen sentido

Gracias a nuestro redactor Greco he podido disfrutar estos últimos días del libro 13 cosas que no tienen sentido de Michael Brooks. Para cualquier mente curiosa e interesada por los misterios más intrigantes de la Ciencia actual es una lectura altamente recomendada.

Aborda de una manera amena y sencilla todas las opiniones sobre fenómenos tan apasionantes como la materia oscura, las señales extraterrestres o la vida en Marte. Además, como cada misterio está recogido exclusivamente en su capítulo, no tienes por qué tener miedo de no leer el libro de un tirón. Pero es difícil resistirse y no devorarlo de golpe.

Por eso, si te quedas con ganas de más, recuerda que en Electrones hemos hablado ya de algunos de los misterios que trata el libro como el efecto placebo, la vida en condiciones extremas, la muerte o el 96% de universo que aún no conocemos.

Puedes comprar la versión española en Iberlibro (15€) o, si te animas con la original en inglés, busca en Amazon (unos 7€ al cambio), te ahorrarás un dinerillo y disfrutarás del libro tal y como lo escribió su autor. Además, en la tienda inglesa puedes conseguir el formato eBook para Kindle aún más barato.