Alimentos probióticos

490743899_d69a842181.jpg 500?75 p?les

Hoy, por fin, estreno mi primer artículo en Electrones Excitados. Os voy a hablar de qué son los alimentos probióticos y lo que pueden aportarnos. Si os gusta el artículo, no dejéis de comentar o enviarnos vuestra opinión usando las redes sociales (Facebook o Twitter). Y si tenéis dudas, preguntadlas también, intentaré (intentaremos, entre todos) resolverlas.

Estamos familiarizados con el término probiótico por su aparición en diversos anuncios de yogures o productos lácteos, pero pocos somos los que realmente sabemos qué es realmente un alimento probiótico y cuales son sus beneficios para la salud.

Según la FAO y la OMS, “los probióticos son microorganismos vivos que cuando se administran en las cantidades adecuadas ejercen efectos saludables en el huésped”. Pertenecen a la familia conocida como “alimentos funcionales”. En otras palabras, alimentos enriquecidos que no sólo aportan  beneficios meramente nutricionales sino también otros que le permiten mejorar la salud. Continuar leyendo «Alimentos probióticos»

¿Paracetamol? ¿Ibuprofeno? ¿Qué es eso?

Creo que este año en Farmacología, Farmacia y Terapéutica (una sola asignatura, en contra de lo que pueda parecer con un nombre tan largo) voy a aprender unas cuantas cosas de utilidad. Cuando me tome algunos medicamentos, ¡sabré lo que me estoy metiendo en el cuerpo! Aunque a veces casi mejor no saberlo… jeje.


Ibuprofeno
Paracetamol

Entre otras cosas, nos han hablado de las diferencias entre la aspirina (ácido acetilsalicílico), el ibuprofeno (muy de moda en los últimos años) y el paracetamol (para-acetamidofenol). Los dos primeros pertenecen al grupo de los llamados AINEs (antiinflamatorios no esteroideos), cuya función es la de reducir la inflamación que se produce, por ejemplo, al darnos un golpe. El problema es que actúan inhibiendo la síntesis de prostaglandinas, las cuales entre otras cosas, participan en la formación de la mucosa gástrica. Sin la mucosa gástrica, nuestro estómago pierde su protección frente a su propia secreción ácida, y así es como podemos sufrir úlceras y otros problemas gástricos. Por eso, tal y como dicen los médicos, siempre hay que tomar la aspirina o el ibuprofeno después de las comidas, con el estómago lleno, y no en mayores dosis que las recomendadas. Así mismo, los dos son antipiréticos (sirven para bajar la fiebre) y analgésicos (palían el dolor).

Aspirina (AAS)

¿Y qué diferencia hay entre la aspirina y el ibuprofeno en cuanto a sus efectos? Pues que la primera se supone que afecta más a la mucosa gástrica, y además es anticoagulante (impide la agregación de las plaquetas para la formación de coágulos que taponan los vasos sanguíneos en caso de hemorragias, por ejemplo, cuando nos cortamos).

¿Y qué hay del paracetamol? Pues se trata también de un antipirético y un analgésico, pero no es un AINE y no tiene efectos antiinflamatorios. Pero tiene la ventaja de que no afecta a la mucosa gástrica ni a la coagulación sanguínea.

En resumen, los tres son antipiréticos y analgésicos; la aspirina y el ibuprofeno son también antiinflamatorios, y la aspirina además es un anticoagulante.

Ángel

Más: Ibuprofeno | Paracetamol | Aspirina