Sin oxígeno en las islas griegas

Tres especies animales anaerobias han sido descubiertas en una cuenca marina cercana a Creta (Grecia) a 3’5 km de profundidad, en un entorno carente de oxígeno y con altas concentraciones de sulfuro de hidrógeno.

Los animales, pluricelulares, se asemenjan a pequeñas medusas con una coraza externa y pertenecen al filo de los loricíferos (del griego, «que llevan cota»). Constan de boca, sistema digestivo, cabeza y la ya mencionada coraza. Además, ponen huevos.

El dato importante de este descubrimiento es que hasta ahora sólo se conocían casos de respiración anaerobia estricta en bacterias (esto es, que sólo pueden sobrevivir en ambientes libres de oxígeno y mueren en presencia de éste). Se habían encontrado previamente animales en hábitats similares, pero eran individuos que podían vivir sin respirar largos periodos de tiempo. Estos, por el contario, son los primeros pluricelulares que pasan toda la vida sin oxígeno.

La respiración celular aeróbica en un proceso metabólico en el que se queman azúcares con oxígeno para obtener energía. En la respiración anaeróbica no hace falta oxígeno (de hecho el oxígeno envenena a las especies anaerobias y las mata), sino que se utilizan otros tipos de moléculas inorgánicas en su lugar (sulfuros, en este caso).

El hallazgo tiene bastante interés evolutivo. El hábitat carente de oxígeno de estos animales es muy parecido al que había en los océanos antes de la explosión cámbrica, cuando aparecieron los principales grupos de seres vivos pluricelulares. Debido a esto se amplía todavía más el intervalo de lo que es «posiblemente habitable» y se abren nuevas vías para la búsqueda de vida extraterrestre.

Una de las principales dudas que surgen a raíz de este descubrimiento es si estos animales eran inicialmente aerobios y obtuvieron la capacidad de vivir sin oxígeno, o si existieron ya hace millones de años, cuando aún no había oxígeno, como anaerobios y posteriormente se han adaptado a las condiciones oxidantes actuales.

Fuente: BioMed