Imprimiendo células

Mientras estudiaban cambios en el citoesqueleto (si no sabes lo que es el citoesqueleto, te lo explicamos aquí) de las células provocados por distintas fuerzas, unos investigadores de la Universidad de Clemson (Carolina del Sur) han descubierto una aplicación curiosísima.

Gracias a una impresora de inyección de tinta de toda la vida, han sido capaces de imprimir células vivas en transparencias para microscopio. En lugar de tinta, metían en los cartuchos una disolución con las células. La hoja impresa tenía cultivos vivos.

Además, para colmo de la serendipia, descubrieron que tras la impresión, la membrana lipídica de las células quedaba algo debilitada y permitía el paso de grandes moléculas que, normalmente, no la atraviesan. Gracias a esto, consiguieron introducir en ellas una molécula fluorescente que les facilitaría estudios posteriores. Aparentemente, la membrana se recupera ella sola después de un breve periodo de tiempo y la célula se imprime viva y con la proteína fluorescente dentro, lo que permite estudiarla directamente en el microscopio de fluorescencia sin más tratamiento que la impresión.

Todo esto lo han grabado en unos vídeos explicativos y lo van a publicar en una revista de acceso libre especializada publicar artículos con material gráfico de los experimentos (Journal of Visualized Experiments), para facilitar la réplica de los mismos en otros laboratorios.

Fuente: Scienceblog
Artículo (y vídeo) original: JoVE, DOI: 10.3791/3681
Imagen: ChaosScience

 

El plegamiento de una proteína, «en directo»

Hasta ahora, se sabía que las proteínas (secuencias de aminoácidos) no eran simples cadenas. Formando enlaces intramoleculares las cadenas se pliegan y forman láminas y hélices primero (estructura secundaria) y complejas estructuras globulares en tres dimensiones (estructura terciaria) después. Son éstos ordenamientos tridimensionales los que les confieren sus distintas propiedades.

También se conocían métodos para calcular y predecir cómo ocurren los plegamientos y, por seguimiento de procesos de desnaturalización, ver cómo se desmontaba todo el puzzle.

Pero aún no se había podido ver cómo ocurrían estos procesos en la vida real. Investigadores de la Universidad de Illinois, mediante el uso de proteínas fluorescentes han desarrollado un método que permite ver cómo se producen los plegamientos in vivo (en células vivas) y también in vitro (en ensayos de laboratorio) . Se combinan técnicas de fluorescencia láser con estudios químicos de cinética de reacciones y se obtienen imágenes del avance del plegamiento frente al tiempo.

Los malos plegamientos de proteínas originan a menudo enfermedades, por ello los estudios sobre estos mecanismos pueden ayudar a comprender mejor cómo funcionan y a guiar la investigación sobre posibles curas.

Fuente: Scientific American
Enlaces: Simulaciones de plegamientos de proteínas (YouTube)