Mañana hay que madrugar

Mañana al amanecer podrá contemplarse en España el tránsito de Venus entre el Sol y la Tierra. Es un fenómeno único que sólo ocurre dos veces, separadas ocho años entre sí, cada 110-130 años. La última fue en 2004 (cuando se hizo la foto), la próxima es esta noche y para el siguiente habrá que esperar hasta 2117.

El método de Halley
El método de Halley

Los tránsitos de Venus son famosos por estar documentados desde hace siglos. Lo predijo Kepler en 1631 (aunque no pudo verlo desde Europa) y lo observaron Horrocks y Crabtree en 1639. También son conocidos porque gracias a ellos (y a un sencillo sistema matemático propuesto por Halley) el francés Lalande pudo calcular en 1769 la distancia que nos separa del Sol con una gran precisión: él estimó que eran 153 millones de kilómetros, muy cerca de la distancia que hoy se da por válida, 149.6 millones de kilómetros.

Este fenómeno astronómico fue objeto de estudio de muchos científicos que se desplazaban miles de kilómetros para poder observarlo con claridad y poder tomar medidas precisas. Un ejemplo de lo más curioso es el de Guillaume Le Gentil (puede leerse aquí). El pobre viajó a las indias y, tras una serie de desventuras, sólo pudo tomar medidas del tránsito desde su barco, lo que hizo que fueran muy inexactas. Cuando, ocho años después, se situó en el lugar idóneo para observar al lucero del alba, el día salió nublado. Y encima, al volver a Francia le había pasado como al Conde de Montecristo. Le habían dado por muerto y su puesto en la Academia de Ciencias estaba ocupado y su mujer había rehecho su vida con otro.

Por fortuna, hoy no hay que viajar hasta las Filipinas para ver el fenómeno. Un montón de webs lo retransmitirán en directo (SkyLive y la ESA, entre otras) y el astronauta Don Pettit, que está en la ISS, va a tomar, por primera vez, fotos del tránsito desde el espacio.

Y vosotros, ¿madrugaréis mañana?

Sobrevolando Fobos

Es la primera vez que un objeto hecho por el hombre pasa tan cerca del satélite marciano Fobos. Y es que la Mars Express lo ha rozado, literalmente, pasando a tan sólo 67 kilómetros de su superficie.

Esto ha permitido tomar unas fotografías muy buenas de la superficie. Va a ser posible, además, hacer unos estudios sobre la densidad del satélite. No es lo suficientemente denso como para ser sólido. Esto se explica si el satélite es poroso. Fobos es como un queso de gruyère: lleno de agujeros por dentro. Lo interesante es que ahora, gracias a éste viaje de la Mars Express (y otros programados durante todo el mes) podremos saber dónde están esos agujeros y tendremos nuevas fotografías del satélite (y de una altísima resolución).

Algo más sobre Fobos


Fobos es, probablemente, posterior a la formación del planeta Marte, un objeto capturado en su órbita o formado a partir de polvo y cenizas acumulados en ella. De ahí que sea tan poroso e irregular.

Se llama Fobos por ser éste hijo de Ares (el dios de la guerra de los griegos, Marte para los romanos). Asaph Hall lo descubrió a mediados del siglo XIX aunque Kepler había predicho su existencia 150 años antes (aunque fue por pura casualidad ya que sus predicciones se basaban en suposiciones erróneas). Jonathan Swift en Los Viajes de Gulliver, alude a los cálculos del matemático alemán e insinúa también la existencia de dos lunas marcianas:

[…] Asimismo han descubierto dos estrellas menores o satélites que giran alrededor de Marte […]

Esperamos noticias de la Mars Express y más fotos del satélite marciano. Podéis seguir las últimas noticias en su página web oficial.

Fuente: Mars Express | ESA

Dióxido de carbono en un planeta lejano…

El telescopio espacial Hubble ha detectado en un planeta fuera del sistema solar (llamado HD 189733b, qué simpático) dióxido de carbono que, como sabréis, es un producto de reacciones químicas que tienen lugar en los seres vivos (como la respiración). En éste planeta en concreto la vida -tal y como la conocemos- no sería posible ya que la temperatura es muy elevada, pero el hecho de que Hubble pueda detectar CO2 u otros compuestos que resulten de reacciones biológicas es alentador ya que en un futuro podríamos llegar a encontrar vida en otros planetas (o evidencias claras de ella). Lo normal sería que éstos tuvieran unas caracterísiticas parecidas a las de la Tierra pero, ¿quién sabe?

Leído en: HubbleSite
Más información (en inglés): Artículo completo | Vídeos