Mitosis

La reproducción sexual es costosa. El vuelo inútil del macho de la bisbita intentando asombrar a la hembra cuesta mucha energía, el deslumbrante plumaje que el pavo despliega es un derroche de aminoácidos y el ciervo debe dejarse literalmente la cornamenta para poder aparearse. Por eso, cuando una especie puede elegir entre reproducirse asexualmente o sexualmente, elige la primera.

La reproducción asexual consiste en procrear una copia idéntica al organismo progenitor sin el concurso de ningún otro individuo de la misma especie. Un conjunto de divisiones celulares que tienen como fenómeno central la mitosis aseguran esta constancia de generación en generación. ¿Mitosis?, seguro que es un concepto con significado para cualquiera, nostálgico probablemente, porque ya se sea de ciencias o de letras todo el mundo recuerda a este proceso de división celular como de los temas que le explicaron una y otra vez en secundaria.

La mitosis asegura la constancia de cantidad y de mensaje genético de una generación a otra, ya sea celular o individual. Gracias a la mitosis todas las células de un organismo tienen la misma información genética y por eso una célula madre de la médula ósea podría transformarse en una célula de páncreas o de hígado si es convenientemente estimulada.

A continuación se ofrece recordar este proceso biológico tan frecuente a partir de un vídeo.

Si quieres leer la explicación del vídeo amplía el artículo: Continuar leyendo «Mitosis»

Hay hormigas que se reproducen por clonación

A bote pronto puede sonar extraño e increíble pero misteriosamente es verdad: hay unas hormigas en la selva amazónica que pueden procrear sin necesidad de un macho. Se reproducen por clonación. Eso han concluido unos científicos estadounidenses tras años y años investigando múltiples colonias de Mycocepurus smithii.

El «Myco-» del nombre seguramente provenga de otra de sus peculiaridades: éstas hormigas son agricultoras y plantan sus jardines enormes de hongos para tener alimento. Ésto fue, en un principio, lo que llamó la atención a los investigadores, que luego se toparon con el curioso mecanismo de reproducción al analizar el material genético de las colonias y ver que, sorprendentemente, el DNA de todas y cada una de las hormigas de la colonia era idéntico al de la reina.

Por lo visto la ventaja evolutiva de estas hormiguitas consiste en que, al no haber machos que tengan que fecundar a la reina (todas las obreras son estériles, además), no se «pierde tiempo» en el acto sexual y la colonia se concentra en su labor de siembra y recolección de hongos, consiguiendo mejores cosechas. De hecho, llegan a recoger materia orgánica de desecho del bosque y usarla como abono de sus cultivos.

Después de leer ésto y de ver que las bacterias se comunican entre ellas… ¿no os sentís más inútiles? O, para decirlo más fino, ¿no os sentís menos superiores?

Leído en: ElMundo.es
Más información: Wikipedia | BBC News

Artículos sobre el tema: