No fue sólo un meteorito…

Todos sabemos que los dinosaurios desaparecieron de nuestro planeta hace 65 millones de años. Lo que no sabiamos hasta hace poco es que no fue un meteorito, sino una gran lluvia de estos, que podría haberse extendido durante miles de años.

Hace 8 años, en 2002, un grupo de  investigadores y cientificos de la Universidad de Aberdeen descubrireron un gran cráter en Ucrania al que llamaron Boltysh. No le dieron mayor importancia, ya que hasta hace poco se creía que el meteorito que causó la extinción de nuestros antepasados se hallaba en el Golfo de México.

Recientemente, en un nuevo estudio sobre el cráter, los científicos examinaron el perímetro del cráter, descubriendo polen y esporas de plantas. Fue aqui cuando vieron que el cráter de Ucrania y el de México se habían producido en un lapso de tiempo no muy grande. Todavia no se sabe con certeza a que se debió esta lluvia de meteoritos, pero los estudios sugieren que hubo una colisión de elementos fuera de nuestro planeta.

Seguro que dentro de unos años los científicos nos darán una respuesta clara a este gran enigma de la humanidad, mientras tanto nosotros seguiremos mirando el cielo pensando en como lo veían nuestros amigos los dinosaurios.