Corona solar

Ésta corona tan bonita siempre está ahí, rodeando al Sol. Pero como produce sólo una millonésima parte de la luz solar, nunca la vemos. ¿Nunca? Si hay un eclipse total, como es el caso de la foto, sí se ve. Se puede apreciar todo su esplendor.

La foto la tomó un profesor checo durante un eclipse visible en 2009 desde las islas Marshall con la intención de estudiar el plasma que forma la corona. El plasma es el cuarto (y más abundante en el universo) estado de agregación la materia. Se sabe que es como un gas parcialmente ionizado y que alcanza temperaturas altísimas. De hecho, la corona solar tiene temperaturas 200 veces mayores que las de la superficie.

Como él mismo dijo: “quise tomar una fotografía para estudiar científicamente un fenómeno natural, pero sólo pude retratar la belleza de la naturaleza”.

Fuente: Telegraph.co.uk
Fotografía: Miloslav Drückmuller (Brno University of Technology)