Día del libro

Hola a todos, queridos lectores.

Como sabéis, hoy día 23 de abril es el día de San Jorge, pero también es el día internacional del libro. Se conmemora la muerte de Shakespeare y Cervantes un día como hoy hace 396 años.

Nosotros queremos celebrarlo organizando un sorteo. Y vamos a regalaros el libro de Richard Dawkins «Evolución: el mayor espectáculo sobre la tierra». Para participar sólo tenéis que rellenar este sencillo formulario:

Puedes participar hasta el 30 de abril de 2012 a las 23.59 (hora de Madrid, GMT +2). El resto de las bases del sorteo están en esta misma entrada tras el salto.

Participa ya y pasa el evento a tus amigos y conocidos a través de Facebook y Twitter para que ellos también puedan ganar el libro.

Continuar leyendo «Día del libro»

Newton y el falsificador

Tras la lectura de «Radicales libres» empecé «Newton y el falsificador», de Thomas Levenson. El libro trata sobre la desconocida carrera del mejor científico de la Historia como funcionario de la Real Casa de la Moneda británica encargado de rescatar la libra del desastre y de diseñar nuevas monedas más difíciles de falsificar.

En la época de Newton, Inglaterra estaba en crisis. En parte por el gran gasto que suponía estar en guerra con Francia y en parte porque la circulación de monedas falsas y mermadas era exagerada. Hubo un falsificador especialmente hábil, que logró incluso colarse en las instalaciones de la Ceca Real para observar de cerca la fabricación de monedas y mejorar sus trucos a la hora de acuñar las libras falsas. Este tipo era William Chaloner, conocido en Inglaterra por sus estafas y fraudes, pero que realmente empezó su carrera diseñando juguetes sexuales, un descubrimiento reciente en la isla tras la muerte de Cromwell.

El libro narra por un lado la vida de Newton en la Universidad antes de trasladarse a Londres como responsable de la Ceca. Explica por qué estaba cansado de su vida en Cambridge y lo necesario que era para él un cambio de aires. Por otro lado, el libro dedica varios capítulos a explicar los orígenes de Chaloner. Cómo adquiere sus habilidades para fundir metal, cómo se infiltra en la Ceca para observar de cerca la fabricación de libras. Luego, por casualidad, estas dos vidas van a encontrarse y enfrentarse. Y esto es lo que ocupa a las dos últimas partes del libro. La persecución de falsificadores y, en especial, la captura de Chaloner va a ocupar a Newton en los últimos años de su vida. El físico llegará incluso a adentrarse en las tabernas más sucias de Londres para contratar espías y negociar con soplones que le llevaran a recuperar la libra como moneda y la estabilidad económica de un país que iba camino de ser un Imperio que dominaría el mundo hasta el siglo XX.

El libro se puede leer en un par de semanas tranquilamente, incluso en un fin de semana si, como yo, os engancháis a la persecución y no os podéis dormir sin saber el final. Podéis encontrarlo en varias librerías online (Fnac, Iberlibro, Amazon) y por tan sólo 9,49€ podéis descargarlo para vuestro Kindle. En inglés podéis encontrarlo algo más barato: 8.26€ en papel, 7.10€ en edición Kindle.

 

Radicales libres

El fin de semana pasado, estuve de visita en Vitoria y, paseando por una librería no pude evitar comprar un par de libros que me parecieron curiosos simplemente viendo su portada. Uno de ellos fue «Radicales libres: la anarquía secreta de la Ciencia», de Michael Brooks. Hace unos meses hablamos de otro libro de este autor, «13 cosas que no tienen sentido».

La portada del susodicho
La portada del susodicho

El libro en sí me ha parecido algo desorganizado y anárquico, quizás el autor quisiera hacer honor a su nombre. Las anécdotas se entremezclan sin conexión aparente. No obstante, generalmente estas incongruencias suelen estar bien enmendadas en las últimas páginas de cada capítulo con un breve resumen del mismo.

Dejando a un lado esto, es un tomo divulgativo y entretenido que nos muestra una cara de la Ciencia que tal vez sea desconocida para muchos. Esa que hace que los científicos se pisoteen unos a otros con tal de publicar los primeros sus hallazgos, que se ridiculicen en congresos porque son incapaces de ver sus errores aunque se los demuestren ante sus ojos o que tomen LSD para tener ideas más innovadoras. Y no se habla de científicos poco conocidos. Se habla de Albert Einstein, de Francis Crick o Irving Langmuir.

En general, el libro sorprende, porque cuenta cosas que no estamos acostumbrados a oír sobre héroes que sentaron los pilares de la Ciencia. Pero en muchos casos, ese espíritu anárquico reinante del que habla Brooks da pie a descubrimientos interesantísimos. Y hay muchísimos ejemplos: los estudios de óptica de Newton, que se introdujo agujas entre el ojo y el hueso para ver qué pasaba; la fecundación in vitro, que se realizó por primera vez sin supervisión de comité de ética alguno y sin apoyo del hospital donde trabajaban los investigadores; o el descubrimiento de la bacteria Helicobacter pylori, durante el que Barry Marshall se bebió un cultivo de Helicobacter para probar que causaba los problemas que él y su colega Robin Warren habían estudiado.

Pese a las pegas que ya hemos comentado, creo que es un libro interesante y entretenido. No lleva más de una semana (o un fin de semana tranquilo) leerlo entero. En Amazon cuesta 18,90€ y tienen una versión más barata (13,29€) para Kindle. Si no os importa leerlo en inglés, podéis conseguirlo en la misma web por menos de 10€, impreso o en versión Kindle.

 

13 cosas que no tienen sentido

Gracias a nuestro redactor Greco he podido disfrutar estos últimos días del libro 13 cosas que no tienen sentido de Michael Brooks. Para cualquier mente curiosa e interesada por los misterios más intrigantes de la Ciencia actual es una lectura altamente recomendada.

Aborda de una manera amena y sencilla todas las opiniones sobre fenómenos tan apasionantes como la materia oscura, las señales extraterrestres o la vida en Marte. Además, como cada misterio está recogido exclusivamente en su capítulo, no tienes por qué tener miedo de no leer el libro de un tirón. Pero es difícil resistirse y no devorarlo de golpe.

Por eso, si te quedas con ganas de más, recuerda que en Electrones hemos hablado ya de algunos de los misterios que trata el libro como el efecto placebo, la vida en condiciones extremas, la muerte o el 96% de universo que aún no conocemos.

Puedes comprar la versión española en Iberlibro (15€) o, si te animas con la original en inglés, busca en Amazon (unos 7€ al cambio), te ahorrarás un dinerillo y disfrutarás del libro tal y como lo escribió su autor. Además, en la tienda inglesa puedes conseguir el formato eBook para Kindle aún más barato.

Los elementos, a todo color

2010 00 06 13

Hoy ha llegado el libro del que os hablé hace poco sobre los elementos de la tabla periódica de Theodore Gray. La verdad es que cualquier comentario del artículo anterior se queda corto. Tener este libro entre las manos es una gozada. Las fotos son a todo color, en un papel de una calidad sublime. Tiene descripciones detalladas de todos y cada uno de los elementos además de muchos datos como densidades, abundancia, estructura cristalina… En muchos casos se explica la historia del elemento, cómo se descubrió, historia de su nombre…

Las fotos que os subo no tienen mucha calidad, ya me perdonaréis, pero las he hecho nada más lo he visto en la mesa con el móvil mientras pasaba las páginas ansioso y feliz como un niño con zapatos nuevos.

2010 00 06 13
2010 00 06 13
2010 00 06 13

Si sois Químicos no dudéis ni un momento en comprarlo. Si tenéis amigos Químicos, regaládselo. Si os gusta la naturaleza, tenéis curiosidad por saber de qué estamos hechos, de qué color es el osmio, cómo se aisló el fósforo, por qué el bromo es un líquido naranja… no sé a qué esperáis.

Aviso: no me pagan por hacer publicidad del libro, realmente es espectacular. Ah, y si sois uno de esos que ya ha reservado un iPad, tenéis también la opción de bajar el libro electrónico ($13,99), con el orden y la estructura del libro en papel y las ventajas de la web. Tiene vistas en 3D de todos los elementos (visibles también con gafas especiales), objetos que pueden «tocarse» gracias a la tecnología multitáctil, Wolfam Alpha integrado (con lo que busca y computa online millones de datos de cada elemento)… Si no os hacéis una idea podéis ver una demostración que enseña el mismo Theodore Gray en Youtube.

Enlace: The Elements (Libro) | The Elements (Web)

Vuelta de exámenes…

Sí, ya por fin han acabado. Hasta donde sé a Ángel le han ido muy bien y a mi también, con lo cual retomaremos el goteo de posts (porque no nos da tiempo más que a contar de vez en cuando una noticia, pero menos es nada) con las mismas ganas de siempre.

Una profe de Inorgánica, Asun, me ha dejado un libro que tiene una pinta muy muy chula (¡gracias!). Espero poder leérmelo pronto y dejar una crítica tanto aquí (algo más detallada que la que hice de «The Hungry Scientist…») como en un gran blog de lectura recién nacido como es El Hojeador. Para abrir boca, portada y título: Los elementos asesinos.

Un abrazo a todos,

Fernando

¡Por fin en casa!

Tras varios intentos de compra en muchas tiendas y algún que otro traspiés con Amazon France (que si lo tenían, que si no…) por fin ha llegado a mis manos el famoso libro del «Hungry Scientist«. La verdad es que tiene muy muy buena pinta, algunas recetas son curiosas y, si me animo a hacerlas, os contaré qué tal han ido. Además, en cuanto lo someta a un repaso más exhaustivo colgaré un artículo más detallado. De momento, os adelanto que además de recetas con nitrógeno líquido, CO2 sólido y demás frikadas químicas hay comestibles luminosos y verdaderos montajes a lo «Tom y Jerry» para crear salsas. ¡Incluso hay lencería comestible!

Estoy emocionadísimo con su llegada. Ya os iré contando novedades.

Un abrazo

Fernando

El científico hambriento

Y como dijevolvemos con las pilas cargadas y con noticias. Si no lo tengo mal apuntado en la agenda, hoy sale a la venta el libro «The hungry scientist handbook» (El libro del científico hambriento). Sigue la filosofía del «hágalo usted mismo» (do it yourself o simplemente DIY, en inglés) y la lleva a la cocina, con un toque de friquismo científico. Un grupo de científicos reúnen en éste libro curiosas recetas como figuras de papiroflexia comestible o piruletas con luz (o eso creo entender…).

Está disponible aquí por 16.95 dólares. Si puedo me encargaré uno (o me compraré uno en versión E-book, habrá que ver el precio de los gastos de envío) y os contaré qué me parece.

Un abrazo,

Fer