El tiempo, el implacable, ¿el que paso?

El concepto de tiempo es tan escurridizo como los propios relojes de Dali.

Tengo algún lector que me refresca la memoria de vez en cuando y parece ser que había prometido hablar del tiempo, no del atmosférico, sino del propio concepto de tiempo. No va a ser esta la entrada que tenía pensada, pero con motivo del reciente ‘Flame Challenge’, hice un micro-escrito que he traducido para colgar aquí. La idea del ‘challenge’ es explicar a un niño de 11 años qué es el tiempo en menos de 300 palabras. La empresa se antoja bastante complicada, pero a veces escribo por el simple placer de hacerlo, así que decidí enviarlo.
Ese ‘monstruo’ que llamamos tiempo, no se derrota ni mucho menos en 300 palabras, así que pido perdón por esa licencia en el texto, pero será suficiente si sirve para ayudaros a empezar a pensar en el concepto de tiempo desde una perspectiva diferente. Tendemos a pensar que el tiempo es algo que fluye sin más, al margen del propio mundo físico, espero que este microrelato os haga plantearos si algo así es realmente posible.


“Carlos, ¡la cena!” grita tu madre mientras intentas alcanzar el último nivel en tu videojuego favorito. “¡Sólo un momento mamá!”, pero tú sabes que va a llevarte algo más que un momento deshacerte de ese condenado monstruo. “Jo, ¡qué rollo!”, no te queda otro remedio que darle al PAUSE, justo cuando más interesante se estaba poniendo la cosa.

La cena está aún caliente, pero tu madre te recrimina como siempre esa “adicción a los videojuegos”. Tu abuela sin embargo te sonríe con su cara arrugada. Es la mejor abuela del mundo y no quieres que vaya a ‘reunirse’ con el abuelo, como no para de decir que hará pronto. ¿Por qué no podemos darle al PAUSE de la vida como en los videojuegos? No estaría mal; o darle al avance o rebobinado rápido, como en las películas. Eso estaría bien, aunque sólo sea ciencia ficción. Como una bola de nieve rodando montaña abajo, no podemos detener el tiempo ¿verdad?

Pero espera un momento. ¿Qué pasaría si nosotros fuésemos personajes del videojuego del Universo y alguien le diese al PAUSE? ¿Notaríamos algo? ¿Acaso el superhéroe del videojuego que has dejado esperando se aburre hacerlo? Darle al PAUSE del Universo significaría parar absolutamente todo, también los procesos que ocurren entre nuestras neuronas y que conocemos como pensamientos. No sólo se congelarían nuestros movimientos, sino también nuestra conciencia. En tal caso, ¿fluiría el tiempo?

Bueno, al igual que el reloj en tu videojuego, el Tiempo también se pararía si todo se parase. Y eso nos deja cara a cara con ese monstruo que llamamos Tiempo listo para ser derrotado (comprendido), porque no es que las cosas cambien al transcurrir el tiempo, sino que precisamente, el Tiempo ¡ES una medida de cómo cambian las cosas! Si no hay cambio, ¡no hay Tiempo!



En el relato se identifica Tiempo con cambio. Evidentemente, todo cambio es relativo, por lo que los cambios siempre se producen en relación a algún proceso que tomamos como referencia. Como digo, no esepero ni mucho menos que se entienda lo que es el Tiempo a partir de una exposicion tan simple, pero quiza ayude a entender lo que quieren decir los físicos cuando dicen que no tiene sentido preguntarse qué pasó antes del Big Bang. Aceptando la versión más simple de Gran Explosión en la que todo se creó en ese instante (en algunas versiones, el Big Bang es un rebote de una implosión previa), si no había nada antes de ese instante no tiene sentido hablar de cambio y por tanto, de Tiempo.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Comments are closed.